Caleidoscopio: ¿qué es y como hacer uno en casa?

 

caleidoscopio

Recuerdo una ocasión, cuando yo era pequeña, que en mi colegio convocaron a algunos padres a hacer talleres para que los niños aprendieran a fabricar un objeto. Mi papá, se ofreció a dar uno y nos enseñó a hacer un caleidoscopio. Todavía tengo en la memoria los preparativos previos en casa, haciendo ensayos y recolectando materiales. Ahora que se acerca la Navidad y los Reyes Magos, y solemos colmar a los niños de juguetes (que algunos de ellos no aportan nada) se me ocurre que un caleidoscopio puede ser un regalo perfecto para los niños. Es un objeto de estimulación sensorial (como la panera de los tesoros , las botellas sensoriales o la pelota Montessori) que produce relajación mental, disminuye el estrés y estimula la creatividad. Además se puede fabricar reciclando materiales (otro punto positivo). ¿Cómo? Os lo explico ahora.

¿Habéis tenido alguna vez en vuestras manos un caleidoscopio?

A mi me fascina, es un objeto que entretiene tanto a niños como a adultos. Se trata de un instrumento óptico que consiste en un tubo con dos o tres espejos inclinados y cristales de colores en su interior, dispuestos de tal manera que si se mueve el tubo y se mira dentro por uno de sus extremos, se pueden observar distintas figuras geométricas simétricas.

El caleidoscopio fue inventado por el físico escocés David Brewster en 1816 y su nombre proviene del griego, formado por kalós ‘bello’, eîdos ‘imagen’ y skopein ‘mirar’. En conjunto equivalen a ‘mirar una imagen bella’.

Lo más mágico del caleidoscopio es que las figuras que refleja jamás se repiten. Siempre que miras a través de él vislumbras una imagen diferente.

Por supuesto que podéis encontrarlo en tiendas, ferias de artesanía, internet, etc. pero, si queréis hacerlo aún más original lo podéis fabricar vosotros mismos en casa.

Materiales:

  • Un tubo de cartón (el del papel higiénico sirve)
  • Tres espejos de 3cm x 7cm (podéis pedir en una vidriería que os los corten)
  • Plástico transparente, para hacer dos círculos de la misma circunferencia que el tubo escogido (reutilizar envases de carne o verduras, por ejemplo)
  • Plástico translucido blanco para hacer un círculo
  • Material oscuro que no sea muy difícil de cortar (yo use una bandeja de poliexpan de verdura)
  • Cuentas o trocitos de plástico de colores (u otros objetos pequeños)
  • Goma EVA de colores o lo que queráis utilizar para decorar el tubo por fuera.
  • Pistola de silicona o silicona líquida
  • Cinta de papel
  • Periódico o papel de servilleta

Paso a paso:

Cortamos un circulo en la bandeja de poliexpan, con otro circulo en el medio (que funcionará como mirilla). Lo pegamos en un extremo del tubo de cartón.

Cortamos un circulo de plástico transparente del tamaño del tubo y lo pegamos encima del circulo de poliexpan (de manera que el centro del círculo que hemos cortado a modo de mirilla quede tapado)

Unimos los tres espejos alineados con la cinta dejando un par de milímetros entre ellos. Cerramos formando un triángulo.

Introducimos los espejos en el tubo, comprobando si calzan bien en el hueco quedando ajustados (sin que se muevan). Si no es así, forramos en triángulo con papel de periódico o de servilleta hasta que tenga el grosor adecuado. Metemos los espejos dentro del tubo, empujando con cuidado, hasta que toquen el extremo cerrado. Nos quedará un espacio libre entre el final de los espejos y el extremo abierto del tubo.

Cortamos otro círculo de plástico transparente del tamaño del tubo y lo metemos en ese hueco tocando el final de los espejos (pegar la circunferencia con silicona)

En ese cubo que hemos creado pondremos las cuentas o trocitos de plástico de colores.

Cortaremos un circulo de plástico translucido del tamaño del tubo de cartón y lo pegaremos en el extremo abierto.

caleidoscopio

Ya tenemos listo el caleidoscopio, ahora hay que decorarlo. Aquí cada uno puede dejar volar su imaginación y hacerlo a su gusto y antojo con los materiales que tenga en casa o que más e gusten Yo simplemente os contaré como lo he decorado yo.

Decoración del caleidoscopio

Corté un trozo de goma EVA del largo y el diámetro del tubo de cartón. Lo pegue con silicona al tubo.

Hice un círculo de goma EVA con un orificio en el centro del mismo tamaño que la mirilla del caleidoscopio y lo pegué en ese extremo del tubo.

Corté otro circulo del mismo tamaño con otro circulo en el interior formando un aro de unos 5mm de ancho. Pegué éste encima del extremo del plástico translucido.

Para que se vea un acabado más bonito, hice circulitos de goma EVA de otro color y los pegué tapando todas las uniones (en la unión vertical del cuerpo del tubo y las de los extremos)

caleidoscopio

¡Caleidoscopio acabado!

Ahora toca jugar girándolo y descubriendo formas y colores

caleidoscopio

¿Os animáis a fabricar uno?

 

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

Si te gusta lo que lees en mameando, suscríbete aquí y no te perderás nada

Y recuerda que también me puedes seguir en Facebook , Instagram y Twitter

Comments

  1. Pingback: Los gastos del bebé (de 0 a 36 meses) y cómo controlarlos. - Mameando - Maternidad y crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *