(Des)Memoria de mamá: la momnesia

Desde que eres madre ¿Tienes problemas para recordar las cosas más comunes? ¿Te despistas con más facilidad que antes? Es culpa de la momnesia

falta de memoria madre momnesia
Foto: Freepik.es

Si la vida diaria ya nos lleva a tener que recordar cientos de cosas, el día que te conviertes en madre ya ni te digo. Si, encima de todo, ya antes eras un poco despistadilla, lo llevas claro. Pediatra, enfermera, vacunas, jornadas de puertas abiertas, inscripciones, preinscripciones, cumpleaños, horarios de medicamentos… Y resulta que allí no se queda la cosa. Para ponérnoslo más difícil resulta que en el embarazo aparece una falta de memoria que se instala en tu cabeza y como parece que está cómoda,  demora un poco en marcharse.

A pesar de todo, y quitando que muchas veces llego a la cocina y no recuerdo el motivo, o que salgo de casa y de repente me encuentro en el ascensor con las llaves en la mano y soy incapaz de recordar si cerré la puerta de casa o no, respecto a las citas, juro que venía invicta hasta este miércoles.

Estaba desayunando y ojeando fotos en Instagram cuando ví una de una niña que le habían dado la vacuna ese día. Me levanté de la silla cual muelle, gritando como una loca: “¡Me olvide!”. El martes tocaba la bendita vacuna de los 11 meses y como me conozco, me lo había apuntado en la agenda, en el calendario de la cocina y en el móvil. Pero, por lo visto, me desperté como cualquier otro día y no se me ocurrió mirar en ninguno de esos sitios. Nada. Tendré que cambiar de método.

Al darme cuenta del olvido, por supuesto, me quise morir. Salí corriendo al ambulatorio a conseguir otro turno pero hasta el 8 (el lunes que viene) no tenían nada libre. Y claro, el rapapolvo que me meterá la enfermera me lo comeré con patatas. Porque para esa fecha ya habrán pasado dos semanas desde que la nena cumplió los 11 meses y, yo creo que no pasa nada, pero aquella mujer es muy exigente con las fechas.

La verdad es un poco angustiante, porque una trata de estar en todo, y tu propia mente te boicotea. Si resulta que estás sufriendo algo parecido, tranquila, va a pasar y tiene nombre: momnesia. Afecta a entre el 50% y el 80% de madres, sobre todo a las primerizas.

La dichosa momnesia

Falta de memoria madre momnesia
Foto: Freepik.es

También conocida como amnesia de la madre, esta pérdida de memoria a corto plazo esta provocada por cambios fisiológicos y emocionales que se experimentan en el último tramo del proceso de gestación y su efecto puede durar hasta un año después del parto.

Entre sus causas tenemos, por un lado, el aumento de la concentración de hormonas como la prolactina, el estradiol, la progesterona, el cortisol y la oxitocina, segregadas por la madre de manera natural poco antes del parto, con la función de preparar al cuerpo para el nacimiento del bebé. Afecta principalmente a la memoria espacial (no recordar dónde has dejado las cosas) y a la atención, causando problemas de fijación.

Por otro lado, el sistema nervioso de la madre se prepara para activar las reacciones emocionales y que esta esté lista para atender las necesidades del bebé. La amígdala, que es la estructura cerebral encargada de las reacciones emocionales, incrementa su actividad, y según los expertos, esto puede interferir en la memoria.

Y ya por último, añadiendo cansancio, nervios y estrés, tenemos el coctel perfecto para acabar guardando las llaves en el cajón de los cubiertos.

Una vez que las hormonas se estabilicen, todo volverá a la normalidad y entonces sí, ya no tendrás a quien culpar de tus despistes. Mientras tanto para paliar esta falta de memoria, (y aunque lo que voy a decir suene un tanto utópico teniendo en cuenta que somos madres) intenta dormir más y haz algo de ejercicio al aire libre. Esto te ayudará.

¿Vosotras también estais tan olvidadizas como yo? ¿Habéis tenido momentos de risa por haber encontrado algo en el lugar más inesperado?

 

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *