Ropa infantil ¡menudo tema!

ropa infantil
Yo comprando ropa para S durante el embarazo

Cada vez que cambia el clima, los que somos padres de niños pequeños pensamos: “¡no tiene ropa!”. Hay prendas que se pueden reaprovechar o reciclar de un año al otro pero son una minoría. Cada 3 o 4 meses estamos en las tiendas renovando el armario y haciendo sufrir al bolsillo. Es gracioso, porque no eres tú solo, ves a otros padres en la misma situación y los miras con complicidad. La ropa infantil nos une (jajaja!)

A pesar de mi corta experiencia como madre ya he pasado por esto unas cuantas veces. Y, a estas alturas, después de haber probado varias marcas, he aprendido algunas cosas. Como a nadie le gusta equivocarse y acabar tirando el dinero, voy a trasladar aquí mi experiencia. Os vendrá bien a los que estáis empezando en esto.

La premisa principal es: tratándose de ropa infantil el precio es importante pero la calidad también cuenta. Porque si se estropea pronto tendremos que renovarla antes de tiempo. La ropa de recién nacidos es la excepción ya que suele tener pocos usos antes de que les les deje de caber. Estas primeras prendas las guardamos casi nuevas. Sin embargo, la ropa para niños a partir de un año debe resistir raspones, rozaduras, manchas y quien sabe qué más. Lo segundo a tener en cuenta es que por un lado tenemos la ropa del día a día, que se le da un uso más intensivo, y por otro, la de salir (como digo yo) con un uso más ocasional y esporádico.

Dentro de las marcas de ropa más económica hay varias calidades. Debemos tenerlo en cuenta según el uso que le vamos a dar. Os explico las que he probado.

Primark, por ejemplo, es el imperio de la ropa barata pero la calidad deja un poco que desear. Las telas de desgastan con los lavados, ceden y se deforman. Los bodies vienen en packs de 5 super económicos pero no los recomiendo porque después del primer lavado el cuello se les abre tanto que no cumplen su función de abrigar. A las camisetas se les suelen hacer bolitas o pierden un poco el color con los lavados. Sin embargo, en este caso, el precio (1,75€) va bien en el caso de que necesitemos comprar unas cuantas para todos los días. En cuanto a la ropa para un solo uso o para salir (vestiditos, por ejemplo) tienen de todo que nos puede salvar para alguna ocasión pero, revisadlo bien porque a veces tienen taras.

En Kiabi, otra de las marcas los cost por excelencia, la calidad me ha convencido más. He comprado allí pijamas de invierno (4€), sudaderas con cremallera y el otro día descubrí que tienen leotardos de muchos colores, para las que como yo, les encanta combinar todo. ¡Lavados superados con éxito!

Lefties es la que yo defino como la proveedora de packs. Tiene packs de camisetas, de leggins, conjunto camiseta y legging y todos están muy bien de precio (4€ el pack de 2 leggins). Allí también le he conseguido calcetines un poco más gorditos, una chaqueta fina para la guardería y el invierno pasado le compré un chaleco de piel muy chulo. La calidad no es mala.

ropa infantil
Pequeña compradora

H&M es un clásico y es de lo que más tenemos porque no solo le he comprado yo sino que también le han regalado muchas cosas de esta marca. Es a la primera que recurrí cuando empecé a comprar la ropa de S quizá porque es la más conocida. Una vez sumergida en la maternidad descubrí las otras. Hemos tenido bodies, pantalones, sudaderas, vestidos, baberos, etc, de esta marca. No es tan económica como las low-cost pero la ropa resiste lavados y usos.

En la misma línea encontramos también C&A. No había entrado nunca hasta que acompañé un día a una amiga a comprar para su niña. Me llevé un body para probar y la calidad me gustó tanto que volví. Los bodies del pack de 5 ( (7,99€) de algodón orgánico ni ceden ni se deforman con los lavados. También he comprado allí camisetas de manga larga (2,90€). No he probado otras cosas pero tienen prendas muy bonitas y los precios son como los de H&M.

En tema bodies y pijamas he flirteado con muchas tiendas y entre ellas la marca In Extenso (Alcampo). Me han resultado bien y el precio es el adecuado. Además suelen tener otras cosas divertidas como albornoces de dormir (muy adorables).

Entre las que yo defino como más caras (según mi economía jajaja!) os hablaré aquí solo de las que más me gustan.

Name It era una de mis marcas infantiles favoritas ya antes de ser madre. Tiene ropa original y moderna. Solía escogerla para comprar los regalos de los hijos de mis amigas. Todo lo que tienen me gusta. He comprado (y nos han regalado también) vestidos, faldas, pantalones tejanos (de varios colores), camisetas, shorts, leggins y, hasta bikinis. Los diseños y colores son super atractivos y la calidad es muy buena.

A Bóboli la descubrí hace muy poco. No me llamaban mucho la atención sus prendas porque las encontraba un poco cursis, no se cómo explicarlo. Sin embargo, hace poco he encontrado cosas que me han gustado y después de usarlas y lavarlas siguen como el primer día. De los leggings me gusta el elástico que es un poco más fino y no le aprietan tanto en la barriguita. Los testeamos en la guardería y en el parque y han pasado la prueba de gateos, escaladas, caídas, raspones y manchas varias.

La marca K’acha tiene lo que yo defino como ropa atrevida y moderna. Estampados desenfadados (camuflaje, leopardo, estrellas y calaveras) y colores no tan usuales en prendas infantiles. A mi me encanta. Lo que destacaría son los bodies y camisetas cruzados muy prácticos para cambiar a bebes recién nacidos.

Canada House es otra de mis preferidas, y tienen todo tipo de ropa.

De Mayoral me chiflan las telas. Las camisetas y vestidos de algodón y elastano no ceden ni cambian de forma, no se desgasta el color ni los dibujos y el tacto me tiene enamorada. No se porqué pero me encanta.

En IKKS, el precio es superior pero la ropa es divina. Tienen unas cosas que me vuelven loca. He comprado ropa allí para algún cumpleaños pero aún no he probado nada con mi peque. El truco, creo, está en ir en época de rebajas, tienen descuentos buenísimos.

ropa infantil
S con un vestido que le hice yo

Por último, tenéis la opción de coger tijeras, hilo, aguja y una bonita tela y coser algo original vosotras mismas. Os animo a que probéis que con empeño y ganas no es tan difícil y la satisfacción de ver al peque con algo hecho por una misma no te la quita nadie.

Y en este post no puedo dejar de lado un tema que también tiene que ver con la ropa, sobre todo, con su durabilidad: el lavado. Cuando los peques tienen pocos meses su ropa entra en la lavadora casi limpia pero cuando empiezan a crecer un poco y moverse la cosa se pone interesante. Un zumo que se chorrea, trozos de fruta rebeldes, barro… Y tu miras la ropa y no sabes si lanzarla al cubo de la ropa sucia o al de la basura (¡noooooooo!).

Las manchas suelen ser difíciles de quitar y si las friegas un poco de más se desgasta el color, se hacen bolitas e incluso hasta se puede agujerear. Lo aconsejable es usar un jabón de ropa de infantil porque además de estar preparados para quitar este tipo de manchas son más delicados con las prendas y con la piel. Y la temperatura mejor que sea lo más baja posible para que la ropa no se encoja. Yo lavo directamente en agua fría, si el jabón y la lavadora son funcionan bien no hace falta añadir calor. Y la duración del lavado es preferible que sea corta ya que cuanto menos tiempo esté la ropa fregándose menos machacada saldrá.

En cuanto al jabón, yo uso el mismo desde el principio porque me funciona muy bien, el Frosch Baby. Es hipoalergénico y ecológico. Estoy encantada, la ropa sale casi siempre perfecta. Digo casi siempre porque a veces hay manchas muy rebeldes que requieren tratamiento previo, pero son la excepción.

Y vosotras ¿cómo lleváis el tema ropa?

¿Qué marcas os gustan más? ¿Coincidís conmigo?

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

Si te gusta lo que lees en mameando, suscríbete aquí y no te perderás nada

Comments

  1. Pingback: Los gastos del bebé (de 0 a 36 meses) y cómo controlarlos. - Mameando - Maternidad y crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *