Mami en forma para el verano (perder peso después del embarazo)

Algunos consejitos para recuperar la figura después del embarazo

Hemos tenido un par de días de sol y un poco de calorcito y se nota que ya tenemos ganas de verano. No se si es vuestro caso pero yo soy una chica estival, el invierno me apaga, me amustia, me quita la energía. Con el verano a la vuelta de la esquina a todos se nos instala una sola idea en la cabeza: la operación bikini. Y es que es lo que tiene el verano, que hay que enseñar carne.

perder peso después del embarazo
Mi embarazo

Y si da la casualidad que en los últimos meses sacaste una criatura de tu cuerpo, lo más posible es que tu carne este aún recuperándose de tamaña hazaña. Si lo que quieres es perder peso después del embarazo, aquí te daré unos cuantos consejos que a mi me fueron de mucha ayuda.

Antes que nada quiero decir que todas las mujeres somos hermosas. No existe el cuerpo normal, ni el cuerpo perfecto. Todos los cuerpos son diferentes y los femeninos más. Lo perfecto es todo lo que nos sucede por dentro y todo lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer.

La tramposa operación bikini

Entonces te apuntas al gimnasio. Empiezas a ir un viernes y como el fin de semana es para descansar,  para el lunes ya te olvidaste. Nunca más te ven el pelo por alli.

Rebuscas en internet y te imprimes la dieta fantástica que te va a dejar como un ángel de Victoria Secret en dos semanas. Pero a los dos días empiezas a ver a tu hijo con cara de muffin de chocolate y para no comértelo a él…

Pasas por la farmacia y arrasas con la sección de cremas adelgazantes, reafirmantes y anticelulíticas. Pero, después de una semana, un día no tienes tiempo y pasas de ponertelas, al siguiente te olvidas y antes de lo que pensabas los frascos pasan a convertirse en objetos decorativos de tu tocador.

“¿Qué me pasa?” Piensas. Y le echas la culpa a la falta de tiempo, al cansancio, a las rutinas y a la genética (esta última es el chivo expiatorio perfecto). Y no quiere decir que todo esto no influya. Influyen pero hay una manera de vencerlos y esto requiere ganas, esfuerzo, constancia y muuuuucha paciencia. Así que, chica: ponte manos a la obra.

El embarazo es el mejor momento para una mujer. Estas gestando una vida dentro tuyo. Estas creando una persona. Y cuando esté hecha, la vas a traer al mundo. No lo menospreciemos. Es todo un reto para nuestro cuerpo. Mi ginecólogo le decía a mi marido cuando íbamos a las visitas que si no supiéramos que estaba embarazada, con todo lo que estaba pasando en mi cuerpo, tendría que estar en la UCI.

¿A que voy? A que no esperemos que después de TODO eso que pasa nuestro cuerpo él solito, no necesite ayuda para recuperarse. ¡La necesita! Y aunque nos acordemos de ello ahora, esta tarea empieza muuuuucho antes.

Preparto

perder peso después del embarazo
Con S en la barriga, preparada para salir a caminar

Durante el embarazo, una vez pasados los primeros tres meses, y siempre y cuando las condiciones médicas de tu embarazo te lo permitan, te vendrá muy bien hacer algo de deporte adaptado . Si hacías deporte antes de quedarte embarazada cuentas con un poquitín de ventaja. Tu cuerpo estará más acostumbrado al ejercicio y no le estás pidiendo que haga nada que no conozca ya.

Natación, yoga o Pilates para embarazadas o, si quieres un poquito más de movimiento, gimnasia para embarazadas. Yo hice clases de MamiFit desde los 5 meses hasta un par de semanas antes de parir. Lo dejé porque tuve una pequeña fractura en los metatarsos del pie, sino hubiera continuado, porque me sentía bien y el ejercicio me sentaba genial.

Otro factor importantísimo y a menudo no tenido en cuenta es cuidar lo que comes durante el embarazo. Entre los antojos y eso de “tienes que comer por dos” el embarazo puede convertirse en una orgía de comida basura. Tienes que comer un poco más, por supuesto, pero no el doble. Y la calidad de lo que comes es primordial. Si te cuesta alimentarte de manera sana por tu salud hazlo por la de tu hijo. Piensa que él no elige lo que come. Y por último, si aún así sigues alimentándote mal, imagínate que cada cosa que comas mal ahora serán horas de sacrificio para eliminar los kilos de más después. Más adelante os prepararé un post sobre nutrición en el embarazo con la ayuda de alguien mas experto que yo en este tema.

Posparto

En el posparto es cuando el trabajo se pone duro. Si optas por la lactancia materna contarás con una ayuda, muy generosa, de la naturaleza para bajar de peso. Dar el pecho quema entre 450 y 500 calorías al día.

Toma mucha agua. Si das el pecho lo harás sin darte cuenta. Da mucha sed. Yo solía ir con una botellita de agua siempre en el bolso. Y si no das el pecho también. El agua es un gran aliado para perder peso.

perder peso después del embarazo
S y yo de caminata por la montaña

Muévete todo lo que puedas o, mejor dicho, tu estado te lo permita. A veces una cesárea o puntos pueden impedirte que te muevas mucho pero en la medida de lo posible hazlo. Aprovecha y sal a pasear con el peque. Caminar es un ejercicio aeróbico que ayuda en la quema de calorías y además estarás tonificando los músculos. Si estás amamantando pídele a tu médico que te recete o pregunta en la farmacia por algún complejo vitamínico para lactancia. Lo vas a necesitar porque gastarás energía alimentando a tu hijo y además es muy probable que tu pequeño milagro no te deje dormir y durante el día estarás más cansada. El aporte vitamínico te ayudará a estar un poco más vital y poder así estar en movimiento.

Hasta pasar la cuarentena y que el médico te lo permita, no hagas ejercicio fuerte. En cambio, ponte a trabajar en el cuidado del suelo pélvico y en la recuperación de la faja abdominal. En el post de suelo pélvico tienes mucha más información acerca de esto.

Una vez pasado este tiempo prudencial para que los ejercicios hayan funcionado (consúltalo con un experto) ya puedes ponerte a hacer tus rutinas pre embarazo o el deporte que te vaya mejor. Ten en cuenta y nunca lo olvides, que has sido madre, empieza de a poco, no te quieras matar de golpe.

perder peso después del embarazo
S y yo en la clase de gimnasia para mamás

Yo empece, pasada la cuarentena a hacer nuevamente MamiFit pero esta vez para pos-parto. Lo bueno de estas clases es que se puede llevar al bebé. En las clases trabajábamos con hipopresivos y algo de ejercicio aeróbico. Si quieres saber más sobre hipopresivos lee el post de suelo pélvico. Con los hipopresivos se recupera la tonicidad del abdomen y se afina cintura, al tiempo que ayudan a que todos los órganos internos se vuelvan a colocar en su sitio y recuperan el suelo pélvico (también tienes más información sobre esto en el post del suelo pélvico)

Respecto a la alimentación, te voy a decir lo mismo que en el preparto: come sano. Aunque aquí voy a agregar una cosa más: las dietas milagro no existen. Créate hábitos de alimentación saludables que te sea posible mantener en el tiempo. Si consigues instaurarlos en tu vida diaria empezarás a perder kilos y ganar salud. Las dietas para adelgazar mucho y rápido no son sostenibles, es muy difícil mantenerlas. De hecho, cuando estas llevando a cabo una, no ves la hora de que la dieta acabe, ¿para qué? para atiborrarte de todo lo que te encanta y la dieta te lo prohibe. Porque lo prohibido siempre es altamente deseable. Y entonces, cuando dejas la dieta en poco tiempo vuelves a engordar.

perder peso después del embarazo
S y yo haciendo running

Repito: hábitos de alimentación saludables. No soy nutricionista y por tanto, no te voy a decir qué comer y qué no, pero si te puedo decir que consumir más fruta y verdura, reducir el azúcar y las harinas no integrales ayuda bastante.

A mi todo esto me ayudo muchísimo, y en poco tiempo ya había recuperado el peso de antes de quedarme embarazada. El tema de la tonificación de los músculos lo sigo trabajando, porque es algo que requiere un poco más de esfuerzo.

Cada cuerpo es diferente y por tanto los tiempos de recuperación variarán, pero lo importante es estar trabajando en ello.

 

Espero que os hayan servido estos consejos y que consigáis perder peso después del embarazo cuidando bien vuestra salud.

 

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

 

Comments

  1. Pingback: Estrías en el embarazo. Plántales cara - Mameando - Maternidad y crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *