Un bebé en el equipaje. Preparar la maleta para viajar con bebés

Preparar la maleta para viajar con bebés

viajar con bebés
Lo que sucede cuando empiezas a llenar una maleta con un bebé al lado

Esta semana hemos empezado las vacaciones. Primero tocan unos días en casa de los abuelos y luego marchamos rumbo a Italia. Ya os hablaba hace uno tiempo de ir a la playa con bebés e ir a la montaña con niños y os daba algunos consejos para emprender tales hazañas. Pues bien, hoy es el turno de preparar las maletas para viajar con bebés. ¡Manos a la obra!

Viajar con niños es un poco más complicado, pero no imposible. Requiere planificar un poco más y dejar menos espacio a la improvisación (eso que tanto nos gustaba hacer cuando éramos solo dos adultos jóvenes y alocados).

Lo principal, antes de abrir la maleta vacía y empezar a echar cosas dentro es confeccionar una lista. Sí, es un paso más pero, nos ahorrará dolores de cabeza más tarde e incluso, cargar con peso innecesario. Cuando simplemente empezamos a meter cosas en la maleta (a lo loco y sin medida) es muy probable que llevemos cosas que luego no utilizaremos y nos olvidemos aquellas que son imprescindibles. Y, por otro lado, la lista, si luego nos la llevamos de viaje, nos ayudará a que se nos olvide traernos nada.

Entonces, paso 1:boli y papel y apuntar. Y ¿qué apuntamos?. Mi técnica es pensar en todo lo que utilizamos en casa desde que nos despertamos hasta que nos vamos a dormir (cepillo de dientes, pijama, juguete preferido, etc. ¿Qué mas?: los “porsiacasos”. Osea, todo lo que no usamos a diario pero utilizamos en casos puntuales (botiquín, abrigos, paraguas, etc). ¿Algo más? Si, lo específico para el destino que hemos escogido: bañador si vamos a la playa, botas si vamos a la montaña.

La ropa para mi es un tema aparte. Soy un verdadero desastre a la hora de elegir lo que me voy a llevar para mí, y con lo de la peque soy igual (al fin y al cabo es una miniyo). Me gustaría cargar con el armario entero por si luego me apetece ponerme algo que no elegí llevar. Así que desde hace un tiempo, he optado por prepararme conjuntos y llevarme lo cantidad de ellos que considere para los días que estaré fuera y para las actividades que haré y lo mismo hago con la ropa de S. Así me ahorro tiempo pensando como combinar la ropa, simplemente, saco uno. Y evito llevar ropa de más que muchas veces no pega con nada de lo otro que llevé. Calculad siempre más mudas que días, teniendo en cuenta que dependiendo de lo que hagáis puede ser que uséis un conjunto de día y otro por la tarde para ir a cenar, por ejemplo. Y en el caso de los peques, lo mismo y con más razón porque se ensucian muy rápido.

Paso 2: orden, organización y practicidad a la hora de meter todo dentro de la maleta. Hay gente que es muy hábil doblando la ropa en rollitos y gana así mucho espacio, si es vuestro caso, genial. A mi no me funciona mucho. Suelo doblar todo bien y pongo encima lo que se puede arrugar, estirado. Los artículos de aseo, siempre los llevo dentro de un neceser, por si pierden o se abren. Y los zapatos los coloco en bolsas transparentes y cada par por separado. La bolsa es para que las suelas no ensucien la ropa; que sean transparentes, es para no tener que estar abriéndolas todas para buscar un par en concreto; y separo cada par para ubicarlos aprovechando los huecos de la maleta.

Ahora, vayamos al grano. Estáis delante de la lista con el boli en la mano y pensáis: me olvido de algo. Bueno, os comparto mi lista para que cotejéis la vuestra, a ver si había algo que no tuvisteis en cuenta. Y de paso, si pensáis que me olvido de algo, compartidlo debajo en los comentarios y me ayudáis a mi y a los demás también. Una aclaración: es una maleta de verano para playa y ciudad.

En la maleta:

  • Ropa de día y ropa para salir.
  • Pijamas
  • Abrigo fino (aunque sea verano, por si refresca por la noche)
  • Zapatos, sandalias
  • Gorro
  • Bañador
  • Toalla o poncho de toalla para la playa o la piscina.
  • Pañales
  • Toallitas (o lo que uses para limpiarle el culito)
  • Pañales de agua
  • Gel ducha
  • Crema hidratante
  • Crema o aceite para cambio de pañal
  • Protector solar
  • Aspirador nasal y suero o agua de mar.
  • Repelente y algo para calmar las picaduras (por si acaso)
  • Un pequeño botiquín con: tiritas, alcohol, ibuprofeno, paracetamol, termómetro, crema o roll on para los golpes (la de arnica va genial), etc.
  • Juguetes, libros, libro colorear, etc. (si tienen algo preferido no os lo olvidéis)
  • Vasito para el agua (biberones y chupetes no llevamos porque no usamos)
  • Carrito y/o mochila
  • Protector lluvia para carrito
  • Sombrilla para carrito
  • Muselina (o sabanita fina para taparlo si se duerme y refresca)

 

Si viajáis en coche o tenéis la posibilidad de llevar más peso:

  • Trona de viaje
  • Cuna de viaje (si en el hotel tienen no nos hará falta llevarla)
  • Sábanas de cuna
  • Toallas (yo siempre le llevo su propia toalla aunque en el hotel nos den una para ella)
  • Tienda antiUV para la playa

 

Si no podéis transportar estas cosas y vais a viajar por Cataluña o la Comunidad Valenciana, una alternativa muy práctica es contratar los servicios de Baby Travel (www.babytravel.es). Ellos os alquilan toda la parafernalia que necesitéis para que el bebé esté cómodo y se encargan de hacerlo llegar hasta el hotel, apartamento, camping, etc. Y, lo mejor, si utilizais el código MAMITXX17 contáis con un 5% de descuento.

 

viajar con bebés
Bolso de mano de una madre en viaje. El totebag es de Frikinow

En el bolso de mano, durante el viaje:

  • Una muda completa de recambio
  • Pañales
  • Toallitas
  • Juguetes (para que se entretenga durante el viaje)
  • Agua
  • Comida o algo para que pique.
  • Toalla pequeña (por si hiciera falta lavarlo, no se, en caso de que pañal nos traicione, por ejemplo)
  • Y por último, algo que nos se nos ocurre pero podemos llegar a necesitar y que os explicaré con anécdota personal de mis primeras vacaciones como madre. Durante el viaje en ferry, estábamos sentados en una de las cafeterías de dentro y S, que tenía casi 3 meses, estaba en mis brazos. Se hizo caca, de esas primeras que son casi liquidas y el pañal no lo soportó. Yo quedé como un cuadro abstracto. Por suerte, llevaba una muda de recambio para mí también.

 

Cambiando de tema ¿Habéis visto que chulo mi bolso de Han Solo (en la foto)? Que una es madre y va cargada hasta las pestañas pero no deja de ser moderna y friki. Si os gusta, pasaos por Frikinow.

Ahora si, todo listo, nos vamos. El blog y yo nos tomamos unas vacaciones. Volvemos en septiembre llenos de energía para seguir mameando (aunque seguro seguiré poniendo alguna cosilla en Instagram y Facebook). ¡Que sigáis pasando un estupendo verano!

 

¿Que os parece mi lista? ¿Coincidís? ¿Agregaríais algo?

 

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

Si te gusta lo que lees en mameando, suscríbete aquí y no te perderás nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *