Guardería en 3, 2, 1… Los preparativos de una mamá novata

Preparando el comienzo de la guardería

guardería

Aquí esta ya, ante nosotros, la vuelta a la rutina materializándose en forma de reloj despertador. Se acabaron los horarios libres, la improvisación y el relax. Vuelve el despertarse temprano y cumplir tarea tras tarea. Y para algunas de nosotras, novatas, empieza el cole. En mi caso: la guardería. Arrancamos hoy. Y estoy nerviosa. No se bien por qué pero lo estoy. Para mi esto es nuevo nuevo, me estoy estrenando porque ni siquiera yo fui a guardería. Y llevo preparando todo desde hace unos meses.

Para mis cosas personales soy un absoluto y completo desastre pero en lo que respecta a la peque intento ser muy organizada. Antes de vacaciones, y en cuanto tuve la lista de lo necesario, empecé a comprar y coser. Solo dejé para el final el trabajo de ponerle el nombre a todo, para ponerme con la plancha cuando tuviera también la ropa.

Teniendo en cuenta que a la vuelta de vacaciones los bolsillos estarían pelados dividí el gasto en dos: compré en ese momento los materiales y dejé la ropa para septiembre. Todo de golpe sería un dolor de cabeza y un sablazo para la economía familiar, así que fui precavida.

La ropa es un problema con los niños tan pequeños. Tengo algo de ropa guardada que hemos heredado de la prima y le voy comprando de a poco pero los cambios de temporada suelen ser terroríficos. ¿A que si?. Soy todo lo creativa que se puede ser e intento aprovechar lo máximo de un invierno a otro o de un verano a otro (convirtiendo un vestido en blusa, por ejemplo). Pero todas sabemos que los estirones significan que hace falta ir de tiendas.

Así que esta vez he ideado una estrategia. Necesita ropa para todos los días y con la guerra que da tiene que ser ropa de batalla. ¿Que hice? Pues ahí va. Primero, le compre todo un talle más grande para que le dure al menos hasta la primavera. No soy millonaria y eso de descartar la ropa con dos usos porque ya no le cabe me pone histérica (y además porque etiquetar da trabajo y no tengo ganas de repetirlo cada mes).

guardería
Preparando las mudas

Segundo, y aquí va lo más friki, he ideado una especie de uniforme de guardería. ¿En que consiste? Body, camiseta de manga larga y leggins. Bueno, bonito, barato… y cómodo. Si sabemos buscar los encontraremos a buen precio e incluso packs tanto de bodies como de camisetas y de leggins.

Y aún hay más. Tercero, organicé la ropa por conjuntos. Así no tendré que liarme todas las mañanas pensando qué ponerle (al menos al principio, luego probablemente se me desmadre la cosa). Hice unos 9 conjuntos, para tener para toda la semana y algunos de recambio. Y los coloqué todos en una esquina del armario, uno detrás de otro (camiseta y leggins) tipo dispensador (lo se, estoy fatal).

La mayor parte de la ropa la compré en tonos oscuros, por dos razones. La primera, no volverme loca para quitar manchas. Y la segunda, porque soy un poco maniática a la hora de separar los colores en la lavadora y así conseguiré lavarlo todo de una vez.

Y el resto de la ropa, la más mona, delicada o no tan cómoda y práctica, la dejamos para los fines de semana.

Algunas de vosotras pensareis que estoy chiflada y que no me va a durar nada esto (y probablemente tengais razón). Pero para mi es una forma de no caer en el caos. Creo que conseguiré no volverme loca pensando cómo vestirla o si es adecuado y cómodo para la guardería (ya lo pensé al crear los conjuntos), que siempre tenga ropa limpia (incluso en invierno que todo tarda más en secarse) y no preocuparme por que se estropee ropa buena que podemos dejar para salir.

Y ahora que está todo listo, nos vamos a la guarde. Ya os contaré qué tal nos ha ido y como resultó la adaptación, que eso será un tema aparte.

Y aprovecho para recordaros que sigue en marcha el sorteo de una bolsa de guardería de Mameando, os invito a participar en Facebook e Instagram. Y si os gustan las bolsas, tanto tanto que no podéis esperar a que os toque en el sorteo, también están a la venta aquí
Contadme cómo os habeis preparado para la vuelta al cole o el comienzo de la guarde.

¿Alguna ha hecho algo parecido?

Y las que tenéis más experiencia ¿qué nos recomendáis a las novatas?

 

¡Nos vamos leyendo!

¡A seguir mameando!

Si te gusta lo que lees en mameando, suscríbete aquí y no te perderás nada

 

Comments

  1. Pingback: Adaptación a la guardería. Lugar nuevo, gente nueva y mami se va. - Mameando - Maternidad y crianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *